Tarta Tatin de berejena

Cortar las berenjenas en daditos, los tomates en trozos pequeños y picar fino la cebolla y el ajo.

En una sartén grande, calentar el aceite de oliva y echarle la cebolla picada. Dejar entre 5 y 8 min a fuego mediano para que se ponga transparente. Bajar el fuego si es necesario para que no tome color.

Añadir los daditos de berenjena y remover bien antes de poner el tomate y el ajo picado. Sal pimentar, echar una hoja de laurel, un poco de tomillo y un buen ramo de albahaca fresca. Añadir el vino blanco, tapar, bajar el fuego y dejar cocer a fuego lento como 30 min. Mirar de vez en cuando como esta la preparación que no tiene que pasarse ya que luego se va al horno con el hojaldre.

Coger unos moldes para tarta (individuales o un solo molde grande) y tapisarlo con un trozo de papel vegetal. Repartir la preparación de berenjena y salpicarla de laminas de queso tipo parmesano o manchego de oveja.

Picar el hojaldre con un tenedor para evitar que se hinche demasiado y cubrir las tartas. Poner en el horno precalentado a 220º y dejar a esta temperatura 10 min. Luego bajar la temperatura del horno a 175º y dejar terminar la cocción durante 30 min.

Comer caliente acompañando una carne, o frío con una ensalada de lechuga bien fresquita