Tallarines caseros

Parece difícil… pero no hay nada más sencillo que realizar pastas caseras.

La masa se trabaja o con harina de trigo o con sémola de trigo. Yo prefiero la sémola, pero a cada uno lo suyo.

Mezclar todos los ingredientes, en un bol, o con un robot si tiene uno.

La masa no debe pegar a los dedos, si es el caso añadir un poco de harina.

Guardarla en el frigo, 15 min, tapada o envuelta en film de plástico para que endurezca un poco.

Si tiene una maquina para estirar la pasta, pues usarla y luego enrollar la masa estirada en un rollo regular y cortarlo con trozos de 1 cm de ancho para realizar tiras. (como en la foto). Si no tiene maquina, estirar la masa con el rulo para pastelería, sin dudar aplastarla fuertemente para obtener tallarines lo menos gruesos posible.

Dejar los tallarines secar en un paño encima del dorsal de una silla o donde pueden estar estiradas del todo.

Cocer los tallarines como lo haría con pasta fresca del supermercado… solo unos minutos en agua hirviendo con sal.

Servir con una salsa de su gusto. (en la foto acompañando: estofado de berenjena con tomate y albahaca)