!Sandwiches a salvo!

El verano es la temporada idónea para los bocadillos, sándwiches y otras preparaciones fáciles para ir a la playa, en pique-nique o acudir a fiestas de niños.

Pero no hay nada peor que pasar 2 horas preparando unos sándwiches, muy monos y apetitosos y llegar en el sitio con el pan aplastado, la mayonesa saliéndose y los tomates pegados en el plástico donde les hemos envuelto.

Ya he encontrado la solución…. ¡¡¡ los moldes de aluminio de Albal !!! es una pasada por lo sencillo que resulta y, si las cuidas un poco, las puedes pasar por agua y utilizar más veces…!!!

Se acabo con el destrozo de los sándwiches !!! Viva la comida bonita, que no debemos olvidar que primero… ¡comemos con los ojos!