Pudin de pan y frutos secos

 

 

No hay nada peor que tirar pan… Creo que en nuestra cultura, la simbólica del pan es algo sagrado… y por eso, no nos parece lógico deshacernos de sobras de pan, seco o no.

Se puede hacer pan rallado o torrijas, se puede usar en gazpachos también, pero  puede cocinar o, como es el caso hoy, usar para preparar una merienda deliciosa, añadiéndole unos frutos secos para que sea mejor todavía.

Dejar el pan seco, las sobras de bizcochos, media noche o cualquier tipo de galleta un poco pasada de frescor en un cuenco lleno de leche entera.

En otro bol batir los huevos enteros, añadir la vainilla liquida, el azúcar y el agua de azahar. Exprimir el pan remojado y añadir la leche a los huevos.

Cortar los frutos secos y ponerlos en la preparación con el pan.

Verter todo en un molde para el horno y poner a cocer en modo ventilación en el horno precalentado a 190º.

Dejar 45 min y verificar la cocción con la punta de un cuchillo.

Se puede servir tibio o frío, añadiendo o no una salsa de frutas rojas, un poco de caramelo, una bola de helado o, incluso, un poco de nata montada.