Pequeños flanes de puerros

Limpiar y cortar las hojas verdes de los puerros.

Picar una cebolla y 2 dientes de ajo.

En una sartén, calentar un poco de aceite de oliva y pochar cebolla y puerro, a fuego mediano.

Salpimentar, añadir el ajo picado, una hoja de laurel, tapar y dejar cocer 20 min así, a fuego lento. Si acaso la preparación pegaría un poco, añadir un chorrito de vino blanco.

En un bol, romper los huevos y batirlos como para una tortilla. Añadir la leche, el queso rallado, sal y pimienta y una pizca de nuez moscada molida.

Repartir la preparación en los moldes de silicona y ponerlos en el horno precalentado a 200º. Bajar la temperatura a 180º y dejar cocer 30 min, o más si los moldes son más grandes.

Sacarlos y comer caliente, acompañado de una ensalada o de un poco de charcutería para la cena.