Patatas rellenas y gratinadas con raclette

Ingredientes

4 patatas medianas
100 g de bacón o de taquitos de jamón serrano (o de cualquier sobra que pueda servir para un relleno)
4 champiñones blancos grandes
8 lonchas de queso raclette
Sal, pimienta, 1 pizca de orégano seco, 1 taza pequeña de vino blanco,
Aceite de oliva
La Receta

Número de personas: 4 Preparación: 30 min
Cocción (en minutos): 30 min Dificultad: fácil
Presupuesto: 6 €

Los Pasos

Preparación
Patatas rellenas y gratinadas con raclette


Seguramente habeis visto en el supermercado un queso francés que se vende en lonchitas y que se llama “raclette”
No se suele comer solo, así, como cualquier otro queso pero se cocina y se sirve de varias maneras, la más conocida de ellas siendo “el raclette” fundido en una hornillas especificas y que se sirve con charcuteria y patatas al vapor.
En Francia y Suiza es el típico plato que se hace los días de nieve y que sirven en los restaurantes de las estaciones de ski.Lavar las patatas cuidadosamente y cocerlas con la piel en el microondas, así, tal y cual durante 8 minutos a potencia máxima.
Una vez cocidas, cortarlas en dos partes a lo largo y vaciarlas de su pulpa con una cuchara pequeña, cuidando de no romperlas para poder rellenarlas después.
 Mientras tanto, pelar y picar muy fino la cebolla y echarla a pochar en una sartén con un poco de aceite de oliva.
Limpiar los champiñones blancos y separar pies y cabezas. Las cabezas se usaran laminadas en la ensalada que acompañará la receta. Los pies se usaran en el relleno.

Añadir los tacos de jamón serrano o de bacón y rehogar, echar los pies de champiñones picados bastante finito y mezclar todo. Añadir una pizca de sal, pimienta molida, el orégano seco y el vino blanco. (la cantidad de sal dependerá del producto usado por el relleno, porque el jamón serrano y el bacón ya están bastante salados)

Dejar cocer 1 minuto y añadir la pulpa de las patatas. Mezclar todo bien y repartir este relleno en cada patata.

Tapar cada media patata con una lonchita de queso raclette y pasar en el horno precalentado a 180 º durante 5 minutos. El queso tiene que ser más fundido que tostado.

Servir caliente con una ensalada.
(si os queda un poco de carne picada o de jamón de york o lo que sea… se puede acomodar de la misma manera. Esta receta es típica para usar las sobras de comida también e ideal para finales de mes: deliciosa e económica!