Pastel de carne y pure de patatas

Este jueves, al abrir mi frigorífico, me encontre con un trozo de carne de cerdo estofada, media pechuga de pollo cruda, 2 lonchas de jamón de york, 2 huevos y 2 tacos de manchego un poco seco y en el cajón de la verdura: 3 zanahorias, 1 cogollo de lechuga y algunos tomates cherry.

¡¡¡Muy poca cosa a primera vista para realizar un plato gastronómico!!!

Pero bueno, vamos a ponerle un poco de habilidad, mucho cariño y experiencia y sacaremos una comida completa que no costará ni un duro!

Primero, pelo y trozeo una cebolla, calento un poco de aceite de oliva en una sartén y voy rehogando la pechuga troceada, la carne de cerdo, la cebolla, un poco de tomate y las zanahorias cortadas en rodajas.

Un poco de vino blanco, sal y pimienta, añado el cogollo de lechuga, los 2 dientes de ajo, una hoja de laurel, una pizca de tomillo seco y a dejar cocer media hora a fuego mediano y tapado.

Una vez la carne cocida, separar las rodajas de zanahorias y pico toda la carne con la picadora, incluso el jamón de york que me sobraba y el cogollo de lechuga cocido. Mezclar la carne con un huevo entero, un poco de nata, el jugo de cocción de la carne.

Preparo un pure rápido de bolsa (si tienes tiempo puedes hacer un verdadero pure con patatas, la receta será mejor todavía) y le añado un huevo entero también.

En una fuente reparto los ingredientes por capas: primero la mitad del pure, luego la carne picada, las zanahorias, un poco de queso rallado y a tapar con pure.

Salpicar generosamente con el resto del queso rallado y al horno diez minutos para que todos los sabores se mezclen bien y fundir el queso.

Presentar el pastel de pure y carne con una lechuga bien aliñada y los tomates cherry.