“Oeufs en meurette” (huevos en salsa de vino tinto)

En una olla, derretir la mantequilla y echarle un chorrito de aceite de girasol para que no se queme.

Freír los chalotes picados finos pero sin que tomen color: tienen que quedar fundidas y transparentes.

Una vez obtenido, echar 2 cucharadas grandes de harina en la olla y remover bien para evitar la formación de paquetes de harina, añadir rápidamente el vino tinto, poco a poco sin dejar de remover, así como un vaso de agua.

Salpimentar, echar 2 dientes de ajo cortados, 2 hojas de laurel, el vinagre de vino y dejar cocer en la olla sin tapar, durante 30 minutos. Normalmente la salsa debe haber reducido de la mitad. Romper los huevos y ponerlos individualmente en unas tazas para que sea más fácil volcarlos en la salsa.

Una vez todos los huevos en la olla, taparla y apagar el fuego. Los huevos estarán en su punto en unos 5 minutos de cocción quedando así “poché” y no duros…

Tostar las rebanadas de pan y frotarlas con ajo para servir los huevos encima en los platos. Acompañar con arroz blanco y servir todo muy caliente