Milhojas de naranjas y fresas

Cortar las naranjas en rodajas finas y hacer lo mismo con las fresas, guardando 4 fresas enteras para terminar el postre.

Poner las rodajas de naranjas en un bol con una cucharita de agua de azahar y unos gotas de endulzante (selvia o sacarina)

Utilizar un aro de metal para montar el milhojas: primero poner una rodaja de naranja, luego una capa de fresas troceadas y empezar de nuevo con naranjas así hasta llenar el aro de metal.

Apretar un poco con una cuchara el milhojas para que quede bien montado al quitar el aro de metal.

Disponer encima una fresa entera y servir bien frío, acompañado de un bizcocho o de una galleta de su gusto