Merengue

Las claras de huevos hacen parte de las sobras habituales en una casa. Se conservan particularmente bien y se pueden incluso congelar en pequeña cantidad.

Cuando tengo un bote lleno de claras, las descongelo y sobre todo las dejo una noche entera al aire libre para que sean más faciles de montar a punto de nieve.

Para realizar estos merengues caseros, primero calentar el horno a 130 º en posición horno completo pero sin ventilación.

Montar las claras, empezando a velocidad baja y subir la velocidad poco a poco. Cuando empiezan las claras en blanquear y coger cuerpo, añanadir el azúcar poco a poco, así como las ralladuras de limón o de naranja.

El merengue esta listo para cocer una vez que se puede dar la vuelta al bol sin que se caigan.

Poner el merengue en la placa de cocción y dejar secar al aire libre un mínimo de 30 minutos. Enhornear y dejar cocer 2 horas. Una vez pasadas las 2 horas, apagar el horno pero dejando los merengues terminar de secarse dentro, con la puerta del horno entreabierta ( es super importante entreabrir la puerta para evitar que el vapor de cocción recaiga en los merengues)

Comer así naturales o con crema de chocolate, con fruta o lo que apetezca.