Menestra primaveral

Esta mañana en el mercado había toda la verdura de primavera que me gusta: nabos blancos como el marfil, guisantes fresquitos y crujientes al tocarlos, tomates maduros y patatitas pequeñas para cocer sin agua, las que me gustan con romero.

Así que me puse a preparar uno de mis platos favoritos y de los más sanos que hay:

pelar zanahorias, nabos y cortarlos en daditos pequeños. Cortar el calabacín de misma manera pero sin pelar. Pelar los guisantes, picar una chalota y pelar 2 dientes de ajo. Cortar en trocitos los tomates.

En una olla calentar un poco de aceite de oliva suave y echarle los daditos de nabo y de zanahoria. Remover, tapar y dejar 5 minutos así.

Añadir los guisantes y el tomate, el laurel, los dientes de ajo, una pizca de tomillo, sal y pimienta y el vino blanco. Mover todo y tapar, dejar cocer 20 min a fuego medio y añadir el agua.

Mientras tanto, poner las patatas pequeñas en otra olla con un puñado de sal gorda, una rama de romero. Tapar y dejar cocer sin agua, ni materia grasa a fuego lento durante 30 minutos.

Una vez terminadas las cocciones de la menestra y de las patatas, presentar y servir bien caliente para acompañar una carne.