Gratinado de calabacín

Limpiar y cortar los calabacines en trocitos. (no hace falta pelarlos)

Picar la cebolla muy fino.

Calentar un poco de aceite en una sartén y echarle la cebolla picada y dejar pochar durante unos minutos. Añadir el calabacín, el ajo, el oregano, el tomillo seco, la hoja de laurel y remover todo.

Salpimentar, echar una buena pizca de nuez moscada molida y tapar.

Dejar cocer 15 min a fuego lento

Los calabacines echaran su agua durante esa cocción. Escurrirles como media hora y después, ponerlos en una fuente para el horno.

Echarle la bechamel caliente y el queso rallado.

Poner en el horno y dejar gratinar unos minutos