Cubitos de caldo, salsa o otras cosas…

¿Sabéis para que sirven las bolsitas de cubitos de hielo de Albal?…

Pues… ¡a hacer cubitos de hielo!  Vaya..

¿Habéis pensado darle otra utilidad? Estoy casi segura que no…

Pues, yo, si que les he encontrado otro uso y os va a encantar.

Mirar las fotos de esta publicación… ¿que lleva nuestra bolsita? un jugo de pollo asado… si, eso!
Una vez cocido mi pollo, limpie la bandeja del horno y había mucho jugo, nada graso y con mucho sabor porque siempre pongo cebolla, tomate, ajo y romero dentro de los pollos asados. Y se me ocurrió recuperar este jugo para sazonar unos macaronis, o hacer un fondo para una carne a la plancha, o añadir en un buen arroz.

¿Pero como conservarlo? un tuper hubiera sido muy grande y quizás no voy a necesitar la cantidad completa para una sola receta. Se me vino la idea de rellenar estas bolsitas de plástico, cerrarlas y congelarlas. Así cada vez que necesito un poco de jugo, nada más fácil que usar uno o 2 o 3 “cubitos” y dejar los demás en el congelador.

Fácil… ¿no?

Lo mismo hago yo con una salsa de tomate, o con una salsa dulce de frambuesas, fresas, melocotón que pondré como cubito de hielo en una copa de champán.

Pruébalos… tienen mucho recursos y encima…  ¡¡¡No tiramos nada!!!