Camembert y emental frito

Cortar el camembert en 8 trozos iguales (triángulos desde el centro) y el emental en tacos largos y gruesos como un dedo.

Pasar cada trozo en harina con comino para el emental y con nuez moscada para el camembert

Batir el huevo y sumergir los quesos en él de manera que toda la superficie quede bien impregnada.

Rebozar en el pan rallado.

Calentar a fuego fuerte la freidora y freír los trozos de queso hasta que el pan rallado se ponga dorado.

Sacarlos con una espumadera y secarlos en un papel de cocina para librarlos de parte del aceite.

Colocar los quesos encima de una buena ensalada y comer sin esperar.